¿Dónde recargar tu vehículo eléctrico?

Una de las mayores barreras de implantación para los vehículos y coches eléctricos es su autonomía y la disponibilidad de puntos de recarga, es decir, el problema de dónde recargar estos vehículos eléctricos. Esta es, con seguridad, una de las primeras objeciones que una persona tiene a la hora de pasarse a la movilidad eléctrica.

Nos preguntamos cuáles son los momentos idóneos para cargar tu coche o tu moto eléctrica, para ver hacia dónde tienen que dirigirse la inversiones en infraestructuras. Consideramos, además, clave el desarrollo de la movilidad eléctrica como paso hacia una movilidad más sostenible.

donde recargar tu vehiculo electrico / electrolinera

Si nos imaginamos un día normal de una persona de mediana edad y clase media en España, probablemente esta persona empiece su día saliendo de casa para dejar a sus hijos en el colegio para luego dirigirse a su lugar de trabajo. Una vez terminada su jornada laboral, esta persona probablemente realice más trayectos para realizar compras y/o otras actividades de carácter más lúdico. Finalmente, volverá a casa, donde permanecerá por la noche hasta comenzar el día siguiente.

Siguiendo esta rutina, los potenciales momentos para cargar el vehículo eléctrico y, por lo tanto, los puntos de recarga son:

Electrolineras

Las electrolineras son las gasolineras para los vehículos eléctricos. Actualmente están en plena expansión en España, que cuenta con más de 5000 ya disponibles y operativas.

En estos puntos de recarga el vehículo se detiene, se enchufa a los surtidores de estas y su conductor debe esperar un tiempo a que esta recarga se efectúe. Los tiempos de recarga, variable fundamental en la conveniencia de este tipo de servicios, pueden variar desde media hora -para cargar del 20% de batería al 80% en un cargador súper rápido- hasta 6 horas si la carga es intensiva en un surtidor con menor corriente.

Estos tiempos de espera resaltan en las estaciones de servicio eléctricas, sobre todo con respecto a una gasolinera tradicional, en la que no se tarda más de 15 minutos en realizar el lleno del depósito. Por ello, en este tipo de puntos de recarga se tenderá a la instalación de supercargadores que disminuyan los tiempos de parada en carretera.

En el lugar de trabajo

Normalmente pasamos entre 9 y 10 horas en nuestro lugar de trabajo, por lo que estos espacios representan un momento y un lugar perfecto para repostar nuestro vehículo. Cabe esperar que las grandes empresas empiecen a invertir en instalar puntos de carga en sus parkings, los cuales no necesitan ser demasiado veloces debido precisamente al número de horas que permanece el vehículo parado mientras trabajamos.

En el centro comercial

En la actualidad ya se aprecia la electrificación de los parkings públicos y de los centros comerciales. Son una oportunidad de carga importante, ya que pasamos del orden de 1 a 2 horas cuando hacemos uso de ellos, obteniendo así una recarga parcial, o incluso total, de nuestro vehículo. Que, oye, no viene nada mal. 

Desde el punto de vista del centro comercial, invertir en este tipo de servicios puede significar atraer clientes que vean el valor añadido de poder recargar su vehículo eléctrico. Cuando la electrificación del parque de vehículos en España sea mucho más profunda, será casi obligatorio realizar estas inversiones para conservar la clientela. Este es también un paso fundamental hacia la smart city.

En tu casa o garaje

Las comunidades de vecinos con garaje tienen una oportunidad perfecta para electrificarse. Ya sea de forma conjunta o cada vecino por separado, se pueden realizar una instalación de puntos de recarga coche eléctrico en los estacionamientos de los que disponga el vecindario.

Las horas nocturnas suponen una oportunidad perfecta para recargar tu vehículo, que no estás utilizando, y para tenerlo disponible a la mañana siguiente, en tu casa. Más adelante hablaremos de la ventaja que supone ayudar a la oferta y demanda de electricidad con los coches eléctricos.

On Demand Charge

Antes de que se desarrollen totalmente las infraestructuras necesarias para tener puntos de recarga en todos los lugares y momentos necesarios, puede llegar una situación en la cual necesites una recarga rápida y no puedas desplazarte a un punto de carga. En la actualidad los servicios On Demand Charge («carga bajo demanda») están cada vez más presentes en la movilidad con empresas como Uber y Cabify, y no dejarán de proliferar startups que acompañen esta electrificación de la movilidad urbana en España.

Desarrollo de infraestructuras y renovación del parque de vehículos

Si analizamos en profundidad el mapa de puntos de recarga europeo podemos ver cómo se está desarrollando desigualmente en los distintos países. En España se encuentran el 3,6% del total de puntos de carga del total en Europa, ocupando el quinto lugar por detrás de Holanda, Alemania, Francia, Reino Unido y Suecia.

Este desarrollo de la infraestructura es crucial para la electrificación de la movilidad europea, ya que, sin ella, los combustibles fósiles seguirán verdaderamente ganando la partida por una cuestión de conveniencia. La inversión pública y privada permitirá rebajar esta barrera de entrada.

Además de esta inversión, los Estados miembro, en mayor o menor medida deben apostar por la renovación de los vehículos mediante las subvenciones, y mediante los gravámenes a los combustibles fósiles. La electrificación de la movilidad sólo puede llegar con una combinación de medidas top-down y con un cambio de mentalidad de la ciudadanía hacia costumbres y hábitos convenientes y sostenibles.

Imagen por defecto
SOS Movilidad
El equipo de redacción de SOS Movilidad
Deja un comentario

¿Te interesa la movilidad sostenible?

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!