Mobility as a Service (MaaS): movilidad como servicio

Movilidad servicio maas

La movilidad como servicio al ciudadano (Maas) es una corriente que responde a las necesidades de transporte de las personas mediante la oferta de trasladarse del punto A al punto B sin necesidad de tener un vehículo propio.

Como ya hablábamos en nuestro anterior tema acerca de la movilidad compartida, el auge del vehículo privado civil está siendo fuertemente cuestionado en la actualidad, al necesitar una inversión inicial y unos costes de mantenimiento recurrentes, además de ser una alternativa poco sostenible.

La tendencia a pensar en que la solución para un problema es única es algo común en la Historia del ser humano – Video killed the radio star-  aunque la realidad nos acaba demostrando que, sobre todo en movilidad, el uso de distintos medios de transporte, la intermodalidad, es clave para hacer más eficiente el movimiento de personas.

Ir de tu casa a la parada de cercanías en una moto compartida, bajarte del tren y a continuación usar un patinete para llegar a tu oficina puede ser un ejemplo de economía en tiempo y dinero, y esta es la ventaja fundamental de la consolidación intermodal. El tremendo desarrollo de las infraestructuras durante el pasado siglo ha potenciado el uso del coche privado como solución única, trayendo problemas de espacio y de contaminación en las ciudades.

En este aspecto, la movilidad como servicio (MaaS) pretende que la unión entre un medio de transporte y otro sea lo más sutil posible. En otras palabras, que no te enteres de que estás cambiando de operador, compañía, etc. Este es el objetivo de los agregadores de servicios de movilidad, como es el caso de Renfe MaaS, de Iomob o de Meep.

Aspectos clave

Los aspectos clave para que este sea un servicio “sin costuras” se resumen en dos directrices principales:

  • Cálculo de ruta. El cálculo de ruta debe realizarse en base al parámetro que queremos optimizar: tiempo, distancia, coste, etc. También debe incluir precisamente todos los modos disponibles para que su optimización sea lo más completa posible.
  • Plataforma única de pago. Imagínate tener que reservar, completar todo el proceso de alquiler y pagar cada vez que estés cambiando de modo de transporte. Perderías toda la ventaja y las comodidades que precisamente este servicio está intentando ofrecerte. Por ello, este elemento es obligatorio para el desarrollo de la movilidad como servicio al cliente.

Desde SOS Movilidad cada vez tenemos más claro que el futuro de la movilidad es sostenible, intermodal y sin costuras, y prueba de ello son las tendencias que estamos observando en el panorama internacional de movilidad y de la micromovilidad compartida.

Imagen por defecto
SOS Movilidad
El equipo de redacción de SOS Movilidad
Deja un comentario

¿Te interesa la movilidad sostenible?

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!